Un básico en nuestra scraproom es la cinta de doble cara. En este post os explicamos como sacarle el mejor partido y algún truco para que nuestros trabajos sean los más originales.

Como bien sabéis, de vez en cuando nos gusta hablar en nuestro blog de alguno de esos elementos imprescindibles para nuestros proyectos de scrap y manualidades que, aunque en apariencia sean sencillos, luego resultan ser de lo más útil. Esto es lo que le ocurre a la cinta de doble cara, porque se merece ocupar un lugar de honor en nuestra scraproom. Y es que la cinta de doble cara es uno de los más fantásticos inventos y adhesivos que nos podamos encontrar. Así que hoy toca repasar todas sus bondades y ver cómo podemos utilizarla, porque además queremos daros una sorpresa al final del post.

cinta de doble cara 1

Ventajas de la cinta de doble cara

-Podemos utilizarlo para pegar fotografías porque no contiene ácidos ni ligninas y, por tanto, no se estropeará el material que peguemos. ¡Ojo, con esto, porque muchas veces utilizamos cualquier pegamento para las fotografías y con el tiempo nos podemos llevar un pequeño disgusto! Ahórratelo con la cinta de doble cara.

-Permite pegar papeles de poco gramaje con total garantía, porque no arruga ni empapa el papel como con los pegamentos líquidos, con lo cual no se estropea y podemos pegarlo sin problemas.

cinta de doble cara 2

Fuente: Bailando con scrap

-Es fácil de manipular, ya que es limpia y fácil de cortar, sin necesidad de pringarte las manos extendiendo pegamento líquido en una superficie. En este caso, simplemente se extiende la cinta por la superficie y con la misma mano se cortar allí donde se considere necesario. Luego solo quedar retirar la otra capa y ya está listo para pegar.

cinta de doble cara 3

-Es muy resistente –aunque pudiera parecer lo contrario-, así que es perfecto para usarlo en estructuras variadas o encuadernaciones de diferente tipos.

-Cunde mucho y eso es importante cuando hacemos scrap o manualidades, en general. Además puedes ir haciéndote a la idea de cuánto te queda, porque otro tipo de pegamentos líquidos pueden acabarse sin darte cuenta cuando menos te lo esperas.

Tipos de cinta de doble cara

Existen diferentes tipos según el tamaño o medida. Desde aquellas que miden unos 5 mm. de ancho hasta las que llegan a medir 50 mm. El uso que vayas a darle determinará cual es la que necesitas. Pero en términos generales, podemos diferenciar:

cinta de doble cara 4

 

-Cinta doble cara fina: de poco ancho, ideal para pegar elementos decorativos pequeños o para hacer estructuras de álbumes, tarjetas, etc.

-Cinta doble cara gruesa: con un ancho mayor, ideal para utilizar en superficies grandes, por ejemplo, si vamos a crear tapas para un álbum. Es mejor y más práctico extender una sola cinta ancha, que tener que llenar la superficie del papel con muchas pequeñas tiras.

-Cinta doble cara 3D: en este caso, es diferente al aspecto de las otras dos, porque normalmente esta cinta está hecha en foam. Resulta muy práctica para usarla en la decoración de scrap y así darle volumen a pequeños detalles.

¡Sin duda, un buen scrapero siempre contará con los tres tipos!

Usos y trucos de la cinta de doble cara

- Crear estructuras de álbumes: utilizar cinta de doble cara es lo más práctico para crear las estructuras de nuestros álbumes. Según la estructura, podemos usar una más ancha o una más fina, para hacerlo de manera más limpia y sencilla. Por ejemplo, en una encuadernación en acordeón es mejor que la usemos porque así no pringaremos todas las zonas con pegamento líquido, que es mucho más difícil de controlar. Con la cinta adhesiva de doble cara acertarás seguro.

cinta de doble cara 5

Fuente:El cajón desastre de Isa

-Crear portadas de álbumes, libretas o agendas: para hacer las portadas de chipboard que se forran con papel de scrap, la opción más práctica es hacerlo con tiras de cinta doble cara. En este caso, también evitarás que el pegamento líquido pueda desbordar por los costados o humedecer en exceso el papel y estropearlo.

cinta de doble cara 6

-Hacer tiras de foil sin la Minc: si eres muy fan del brillo que da el foil, pero no tienes una Minc, no renuncies a ello. En este caso, la cinta doble te puede resultar muy útil. Solo necesitarás las hojas o papel de foil  y la cinta doble cara para pegar el foil allí donde tú quieras. Es un trabajo más artesanal, pero el resultado puede ser muy profesional. Y a parte de aplicarlo en un proyecto de scrap, ¿por qué no probamos a aplicarlo en cualquier objeto decorativo?

cinta de doble cara 7

Fuente: Damasklove

Seguro que vosotros tenéis muchos más usos para la cinta doble cara y como sabemos que es un imprescindible en vuestra vida scrapera, venimos con una novedad que esperamos que os guste mucho. A partir de ahora, encontraréis en nuestra tienda cinta doble cara de nuestra propia marca.