MARCA: Viciana Editorial Taker

Flores nº20 Colección Leonardo

Precio habitual 8,58 € Precio especial 7,85 €
Flores de colección Leonardo.
COMPRA, CREA Y PAGA 7 DÍAS DESPUES
COMPRA SEGURA
RECÍBELO EN 24-48h
Información

Como indica la palabra, la acuarela consiste en colores para pintar sobre papel que se disuelven con agua. Es un género de pintura relativamente moderno derivado del agua tinta (el “lavis” de los franceses). El “lavis” es un arte menor que nació como simple coloración a mano de grabados y dibujos hechos con tinta china; pero para nosotros es importante conocerlo, pues nos servirá dentro de poco como punto de partida para introducirnos en la técnica de la acuarela.

Las características principal de esta técnica es la absoluta transparencia de todos sus colores, el hecho de que el blanco inicial del papel siga brillando más o menos a través de todas las capas de color. La lux máxima se obtiene siempre con el blanco, dejado intacto desde el principio. Por esto, a diferencia de lo que sucede por ejemplo en la pintura al óleo, el blanco como “color” no debe existir en la acuarela; mientras que la mayor fuerza e intensidad, así como la mayor densidad de las sombras, se logrará con la sucesivas sobreexposiciones de color. Se dice que la acuarela no puede competir con los efectos de densidad y potencia de otras técnicas; pero sin duda nada puede comprarse con los resultados de frescura, vivacidad y luminosa armonía obtenidos con una acuarela bien realizada. También se dice que la acuarela es muy difícil de aprender, aun más que la pintura al óleo… Pero esto no es verdad.

Nosotros pensamos que en la pintura no existen técnicas fáciles y técnicas difíciles; y puesto que el hombre está dotado de manos y entendimiento, dominar una técnica es solo cuestión de buena voluntad y de tiempo, y la acuarela no es una excepción.

Sobre todo hay que comenzar, decidirse a comenzar. Hay que armarse de buena voluntad y no temer equivocarse; no empeñarse en querer ser maestro en tres días, pues lo más necesario es la constancia. Y cuando comparéis vuestro resultados con los ejemplos que os proponemos en este cuaderno y os sintáis tentados por el desanimo, haced esta sencilla reflexión; detrás de los cuadros reproducidos aquí cuya apariencia es tan inmediata y desenvuelta, existen años de estudios y de trabajo.

Pasemos ahora a la práctica y al equipo necesario- en cuanto al papel, existen blocs para acuarela de diferentes tamaños, con 15 o 20 hojas sobre puestas enganchadas por los bordes, listas para el uso y fáciles de despegar una vez utilizadas. O también se puede usar una tableta de tamaño medio (40/45 x 50/55 cm.), donde se fija una hoja de por ejemplo 30/35 x 40 cm.; en este caso el papel, que no debe ser liso pero tampoco demasiado rugoso, se moja por un lado con una esponja, se unta con cola por los cuatro costados y se prensa con un peso sobre la tableta hasta que se seque. Un sistema menos reglamentario pero más rápido, es el de fijar la hoja en la tabla con cuatro trozos de “cinta adhesiva transparente” bastante ancha, mojándola o no; si el papel es grueso, esta última operación no resulta estrictamente necesaria. 

Estás revisando:Flores nº20 Colección Leonardo
Su valoración